El problema es que me muero

Draw women, draw all

Draw women, draw all

Anuncios

La muerte del Ave

No se que es lo que estoy buscando, pero quisiera derramarme perderme entre mi llanto que me duele y que me sabe tan amargo. Porque nadie jamás aceptara la culpa y eso me atraviesa el pecho con un calor casi inexorable por más que lo suplique esto no se detiene. Lo que siento es como en vano; porque parece que jamás existió fue olvidado y aplastado por remiendos de mentiras de las que todos se han convencido, hoy en este momento, en esta vida, durante toda ella soy la única a la que lastima ser consciente, es mi error no vivir en la misma mentira.

Parece absurdo que este dolor tenga sentido, color, siquiera estas letras. Este sabor amargo en mi garganta es algo significativo, se siente como sed intensa, como un algo desgastante y oprimido. Y lo recuerdo. Luego me pregunto para que sufrir si muertos a nadie le importara ni un poco toda esta  escena.

Aquí se siente como algo muerto. Aquí en mi pecho.

No solo soy un ave herida.

No solo soy un ave herida.

Como ser uno con el fuego.

Para iniciar el fuego hay que ser como las brasas. La razón es porque que ellas aman el fuego, son ellas gracias a el y así para encender un fuego hay que amarlo. Para hacerlo grande y puro  hay que abrazarse al el, dejarlo correr por el cuerpo de uno y que lo devore todo, ahora para avivar un fuego hay que adorarlo con suma pasión que sienta con que deseo se le espera, una vez que el fuego te atrapa en su calor no hay forma de salir de su encanto. Te agita te cansa te excita y te vuelve en el un solo ser perfecto, con el poder de destruirlo todo, de herir, y con la amabilidad suficiente para dejar ser admirado. - Jenilet

Para iniciar el fuego hay que ser como las brasas. La razón es porque que ellas aman el fuego, son ellas gracias a el y así para encender un fuego hay que amarlo. Para hacerlo grande y puro hay que abrazarse al el, dejarlo correr por el cuerpo de uno y que lo devore todo, ahora para avivar un fuego hay que adorarlo con suma pasión que sienta con que deseo se le espera, una vez que el fuego te atrapa en su calor no hay forma de salir de su encanto. Te agita te cansa te excita y te vuelve en el un solo ser perfecto, con el poder de destruirlo todo, de herir, y con la amabilidad suficiente para dejar ser admirado.
– Jenilet

Amanece

Ya  no  puedo  sentirme  perdida  porque  no  importa  el  lugar  tu  pecho  siempre  será  mi casa,  mi  sitio  seguro.   Cálido  como  todo  tu  cuerpo,  sereno  como  los  latidos  de  tu corazón.  - Jenilet Photo by Jenilet

Ya no puedo sentirme perdida porque no importa el lugar tu pecho siempre será mi casa, mi sitio seguro. Cálido como todo tu cuerpo, sereno como los latidos de tu corazón.
– Jenilet
Photo by Jenilet

Floreciendo

Me vacías las entrañas, rellenas el espacio vació con las flores cortadas de los jardines que tu sonrisa ha hecho que florecieran en pleno invierno, me llenas de vida.

– Anónimo

Photo by Jenilet Flores

Fuego y Braza

Yo nací para incendiarlo todo, la soledad es un síntoma comprensible para alguien a quien habita el fuego, no se puede estar con quien puede ser consumido. Para conocer el amor en mi condición se necesita el encuentro con un ser excepcional al cual poder alimentar con fuego, un hombre extraordinario fuerte de espíritu para resistir lo que yo soy, para que arda junto conmigo sin quemarse. Un ser que desgarre mi piel, que muerda mi carne y que beba mi sangre, que en la intensidad del amor seamos hechos de nuevo, hechos solo uno para que yo viva a través de él y así destruirnos.  - Jenilet  Photo by Jenilet

Yo nací para incendiarlo todo, la soledad es un síntoma comprensible para alguien a quien habita el fuego, no se puede estar con quien puede ser consumido. Para conocer el amor en mi condición se necesita el encuentro con un ser excepcional al cual poder alimentar con fuego, un hombre extraordinario fuerte de espíritu para resistir lo que yo soy, para que arda junto conmigo sin quemarse.
Un ser que desgarre mi piel, que muerda mi carne y que beba mi sangre, que en la intensidad del amor seamos hechos de nuevo, hechos solo uno para que yo viva a través de él y así destruirnos.
– Jenilet
Photo by Jenilet